17 de Octubre de 2019

Salta:

Hallan cocaína oculta dentro de dos manteles de hilo

El peso excesivo de la tela alertó a los uniformados, quienes al efectuar cortes en la misma, hallaron el estupefaciente.

Gendarmería Nacional, en el marco de la lucha contra el narcotráfico llevada adelante por el Ministerio de Seguridad de la Nación, incautó 1 kilo 418 gramos de cocaína que fueron hallados ocultos dentro de dos manteles, los cuales iban en el interior de una encomienda. El hecho tuvo lugar en la provincia de Salta.

Ayer, efectivos de la Sección Vial “Caraparí” dependiente del Escuadrón 61 “Salvador Mazza” por disposición del Juzgado Federal de Tartagal, realizaron la apertura de una encomienda que fue secuestrada la semana pasada durante un procedimiento llevado a cabo por integrantes de esta misma Unidad de la Fuerza.  

En el interior de las cajas, los uniformados observaron una funda de plástico que contenía dos manteles de hilo con distintos estampados bordados, los cuales poseían un peso excesivo.

Ante esa situación, los gendarmes efectuaron pequeños cortes en la tela, en donde hallaron una sustancia pulvurulenta. Al llevar adelante la prueba de campo narcotest, la misma arrojó resultado positivo para cocaína con un peso total de 1 kilo 418 gramos.

El Magistrado interviniente dispuso el secuestro de la droga.


Fotos del procedimiento

Etiquetas en esta nota:

Narcotráfico Escuadrón 61 Salvador Mazza Cocaína

Compartir

El Juzgado Federal N° 1 de Córdoba dispuso la detención del involucrado como así también el decomiso del estupefaciente.

Viajaba con cocaína acondicionada en su bolso de mano

Los gendarmes contabilizaron 194 cápsulas con cocaína con un peso total de de 2 kilos 246 gramos.

Detienen a una pareja que ingirió 194 cápsulas con cocaína

Viajaba con cocaína acondicionada en la estructura metálica de su equipaje.

Viajaba con cocaína acondicionada en la estructura metálica de su equipaje

Personal de la Fuerza detectó la droga en las prendas íntimas de una mujer de nacionalidad boliviana.

Ocultaba más de un kilo de cocaína entre sus prendas de vestir